Asómate a mi mundo de verdes valles y picos nevados. Un trekking a través de los miedos que he ido superando gracias a la montaña.

Un día la montaña me llamó…

…Y retumbó en mi interior como un eco tan fuerte que hizo cambiar por completo mi vida, derrumbándola y reconstruyéndola por completo. Mi inseguridad y miedo a las alturas no me lo han puesto fácil en este camino, pero gracias a una intensa pasión por la naturaleza y la montaña he ido superando esa barrera que antes no me dejaba disfrutar de esta afición.

El miedo todavía está ahí, es el fantasma que me persigue cada vez que realizo una nueva ascensión, pero a base de experiencia he aprendido a dominarlo para que no me impida disfrutar de lo que más me gusta.

Este es mi monte  personal, un monte llamado vértigo, la cuesta extra que tengo que subir en cada salida. Pero es un monte que me enseña mucho y que me hace más fuerte cada vez que lo asciendo, por eso es el más especial de todos.

Con este blog quiero transmitir cómo vivo yo la montaña. Te mostraré el mundo del Alpinismo a través de mis ojos, los ojos de alguien inexperto e ilusionado por este mundo hostil y desconocido. El viaje será largo y no será fácil, pero mi pasión y ganas de superación seguro que me llevan muy lejos a través de grandes aventuras. ¿Me acompañas en esta experiencia?

“Las montañas no son estadios donde satisfacer nuestra sed deportiva, sino templos donde practicar nuestra religión…”

-Anatoli Bukréyev

¡Sigueme en Instagram!