Mostrando: 1 - 1 de 1 RESULTADOS

Cómo superé el vértigo en la montaña

Era el año 2012 cuando visité Ordesa por primera vez. Me quedé impactada por la belleza de esas montañas nevadas y esos frondosos bosques de hayas. Nunca había practicado senderismo, y tampoco había visitado el Pirineo… así que ante mí se abría un mundo emocionante y desconocido.  Cuando visité por primera vez este rincón del Pirineo, el ascenso al Monte Perdido se me antojaba como una difícil ascensión de alta montaña muy lejos de mis posibilidades, así que me limité a realizar las excursiones más fáciles y famosas del valle. La llegada a la cola de caballo me pareció todo …